Beauty Featured Lifestyle

Verdades y mentiras de la depilación láser

31 mayo, 2021

Aunque la depilación láser cada vez está más extendida, son muchos los falsos mitos que se siguen manteniendo sobre esta técnica. Vamos a desmontar unos cuantos que demostrarán, una vez más, que la depilación láser completa puede ser una técnica estupenda para decir adiós al vello corporal para siempre.

¿Qué es la depilación láser?

Ya sea por higiene o por estética, cada vez son más las personas que se decantan por la depilación láser. Se trata de una técnica que consiste en la aplicación de una luz intensa y selectiva que es absorbida por el pigmento de nuestro vello. Esta energía lumínica se transforma en calor. Es el calor el encargado de modificar los folículos que producen vello retrasando o inhibiendo por completo el crecimiento del futuro vello.

Esta luz es capaz de atravesar así nuestra piel sin dañarla, concentrando toda su energía en las estructuras de la piel con pigmento, como la raíz del vello que está en crecimiento.

Una vez teniendo claro qué es exactamente la depilación láser, hay que añadir que es posible aplicarla en cualquier zona de nuestro cuerpo. Así, es muy efectiva no sólo para zonas como las piernas o el torso. También para mentón o patillas, por ejemplo.

Falsos mitos sobre la depilación láser

Aunque los beneficios estéticos e higiénicos de la depilación láser son muchos, hay mitos que cuesta desarraigar. Las creencias populares que se han extendido sobre este tipo de técnicas son muchas. Estas son algunas de las principales.

La depilación láser no provoca cáncer

Sí, muchas personas creen que la depilación láser es capaz de producir cáncer. Cualquier profesional nos indicará que hay que tomar ciertas medidas de precaución frente a estos tratamientos, pero definitivamente esta técnica no favorece la aparición del cáncer; y es que científicamente no hay ninguna evidencia que lo demuestre.

Puedes depilarte en verano

Es cierto que no es la mejor fecha. Esto es porque durante el verano estamos más expuestos al sol que en otra época del año y tendremos que cuidar muchísimo nuestra piel con protección extra. No obstante, es posible hacerlo con medidas concretas.

La depilación láser no duele

Podemos hablar de molestia y sería mucho más real. La depilación láser es un tratamiento bastante suave y muy tolerado por la gente en general. Si bien es cierto que la sensibilidad de cada persona es diferente, rara es la vez en la que se siente un dolor intenso. En la mayoría de las ocasiones nos encontramos con una leve y pasajera sensación de calor.

No necesitas dejar crecer el vello para depilarte.

En la primera consulta se recomienda no ir rasurado por una sencilla razón, para poder valorar la potencia del láser que se nos aplica. No obstante, esto no significa que durante el tratamiento sea conveniente tener vello.

La depilación láser sí elimina el vello

Son muchísimos los estudios que aseguran que la depilación láser es capaz de acabar de forma definitiva y permanente con el vello en un alto porcentaje de pacientes. Evidentemente, al principio serán muchas más las sesiones que tendremos que darnos. No obstante, una vez consigamos reducir drásticamente este crecimiento, sólo se necesitarían algunas sesiones de mantenimiento en un largo plazo para poder acabar con ese vello residual. ¿Sigue creciendo pelo? En todo caso es un vello muy muy fino, más claro y muchísimo menos abundante.

No es un tratamiento estético tan caro

Es cierto que cuando surgió esta técnica, allá por 1994, los precios eran bastante elevados. Es algo común cuando surge un nuevo y revolucionario tratamiento estético. En la actualidad, estos precios han bajado considerablemente. Además, teniendo en cuenta que estamos ante un método bastante más rentable que otros, la inversión que se realiza se amortiza en poco tiempo.

Cualquier zona puede ser tratada

Hay una creencia extendida en la que se asegura que no todas las zonas pueden depilarse con láser. Esta creencia deja fuera las zonas más sensibles como puede ser el área facial. No es cierto. Cualquier zona de nuestro cuerpo puede ser tratada con depilación láser, desde piernas, ingles, axilas, brazos, espaldas hasta área facial como zonas del mentón. Además, hay que añadir que este tratamiento es muy interesante en todas esas zonas que presentan intolerancias a otro tipo de depilaciones tradicionales. Zonas, por ejemplo, con manchas, con foliculitis o con quistes.

No todos los tipos de vello pueden tratarse

Esta es quizá la única verdad de los mitos extendidos sobre depilación láser. Ahora bien, tampoco es del todo cierto. Se recomienda una valoración inicial precisamente porque el vello blanco o rubio muy intenso no se pueden tratar al carecer de melamina. No obstante, no hay ningún tipo de problema en tratar un vello fino y de color negro o castaño, incluso rubio oscuro. Simplemente serán necesarias más sesiones para poder tener resultados.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

*